martes, 5 de abril de 2022

¿Cuánto cuestan las reparaciones del hogar?

El uso y el paso del tiempo ocasionan generalmente averías en el hogar. Incluso con el mantenimiento habitual, pueden ocurrir imprevistos a los que todos estamos expuestos: una tubería rota, una cerradura que se dañó, un fusible que se quemó, etc. En el mejor de los casos son accidentes incómodos que urgen resolver.

Ante situaciones de este tipo, lo más normal es recurrir a soluciones lo más inmediata posible. Por ello, siempre viene bien tener a la mano un fondo para estos casos, así como también una lista de empresas que se encarguen de las reparaciones del hogar.

Los créditos urgentes son una alternativa en caso de no contar con ahorros destinados a esta situación y necesitas el dinero lo más pronto posible. Mientras, Internet y las recomendaciones de amigos o conocidos son una buena manera de encontrar a profesionales que se encarguen del problema.

reparaciones del hogar

Problemas de fontanería

No son tan habituales, pero generan grandes problemas incluso si se trata de algo muy puntual. Una fuga en una tubería trae consigo desperdicio constante de agua (y con ello un incremento de la factura) y humedad si pasa el tiempo suficiente. Hacer esta reparación cuesta aproximadamente unos 130 euros.

La sustitución del mecanismo de cisterna cuesta hasta 100 euros, pero es un problema mayor porque impide que llegue agua potable al hogar. Aquí estamos hablando de una reparación que debe ser casi inmediata. Algo más habitual como un grifo que gotea y desatascar un sanitario cuesta 50 y 90 euros respectivamente.

Lo bueno es que todas estas reparaciones son bastante baratas si pensamos en lo mucho que afecta si algo falla en las tuberías.

Problemas de cerrajería

Aquí los precios son variados porque los servicios son muy amplios. Por ejemplo, abrir una puerta cerrada podría costar entre 90 y 100 euros, aunque el coste tiende a subir dependiendo de la hora de la contratación y la inmediatez que se requiera.

Reparar o cambiar cerraduras es algo más costoso. Si se trata de un modelo regular, el servicio con el material podría estar cerca de los 150 euros. Sin embargo, cambiar una cerradura de seguridad cuesta más de 200 euros al tratarse de una actividad un poco más compleja.

Servicios más especializados como la instalación de una puerta blindada o incluso diseñar un sistema de seguridad sencillo ya cuestan algunos cientos de euros. No es tan habitual contratarlos, por lo que es plausible destinar una parte de los ingresos para este gasto. Las wallets para manejar las finanzas suelen ser de ayuda para estos casos.

Problemas de electricidad

Realmente son poco comunes, o al menos deberían serlo si el sistema eléctrico del hogar y del edificio están bien diseñados. Pero llega el momento en el que podría hacer falta hacer unas reparaciones y cambios, ya sea simplemente por el paso del tiempo o por problemas puntuales de la red eléctrica.

Reparar un cortocircuito cuesta unos 100 euros, mientras que la sustitución de un cuadro eléctrico está facturada a partir de los 350 euros. El rango de precios en los trabajos que requieren bastante tiempo es muy grande, pero sí podemos afirmar que son algo costosos.

Mientras, trabajos sencillos como el cambio del cableado de un aparato o la sustitución de un enchufe quizás no cuesten más de 50 euros. Por suerte, son las averías más habituales porque no debería haber problemas de electricidad en una vivienda corriente.

Estos precios son siempre aproximados, ya que la complejidad del trabajo va a determinarlo, así como también la profundidad del problema, el estado del sistema a reparar y demás. Sin embargo, en general son bastante baratos cuando no es un problema generalizado.